donde toda mi estupidez y mis patologías cobran vida.

_

25 septiembre 2009

Coin Slot Cumpleañera.




Con globito y todo. Felicidades Inés.

Aportaciones a esoestademas@yahoo.com

22 septiembre 2009

Tetas

Con un título como ése sólo quiero ver y ver fotos. Pero a la vez, quiero escribir como nunca lo he hecho, quiero escribir novelas tituladas “Tetas, tomo 1, 2 y 3” cuentos de escoge tu propia aventura “si desea que su teta sea copa d pase a la página 15, si no, cierre el libro y salga del closet”, toda una tetcicolpedia, es una de esas palabras que me lleva a querer hacer muchas cosas y todas con una sonrisa en mi carota de idiota.
Siempre lo he dicho, las tetas son el mejor invento en la historia de la humanidad.

Tetas, tetorras, chichis, boobies, cocos, pechos, mamas, lolas, gomas, teclas, melones, díganles como quieran, pero díganlo felices y sabiendo que son lo que hacen que el mundo gire y gire.

Mi entusiasmo ante ellas es mucho muy grande, pero vale la pena aclarar lo siguiente. Si tomamos en cuenta que escribo una tira cómica de un súper héroe cuyo único poder es agrandarle las gazoongas a las mujeres, podemos llegar a la conclusión de que sólo me interesan aquellas de proporciones masivas y en su caso hasta deformes onda Sabrina Sabrok, pero en realidad no. Aunque sí soy de la teoría que dice “nunca habrán unas funbags demasiado grandes” y comparto el dicho “jalan más un par de buenas tetas que dos buenas carretas”, tengo que aceptar que soy fan de todas, todo el abecedario de copas me satisface y me hace querer seguir viviendo, me da razones para levantarme por las mañanas, para trabajar, cuando estoy triste o enojado le pido a alguien (o a veces dejo una grabación y la pongo) que me susurre la palabra “tetas” en el oído o busco un par en Internet y listo, puedo seguir el día sin colgarme de los ojos en el ático (por cierto, ¿han conocido a alguien que tenga ático en esta ciudad? Se los dejo de reflexión).

Tonces pues, sabiendo que las pechugas son ese combustible que me hacen ser el hombre totalmente sensible y cero misógino/machista que soy, imaginen mi cara y todo lo que pasa por mi mente cuando mi cuñada me dice lo siguiente al buscar dónde cenar: “¿Por qué no van a cenar a Tetas?” …. FLATLINE…. tenemos pulso….y… después de sonreír como nunca lo había hecho antes, obviamente pregunto si se refiere a un Hooters, sofocando un poco mi emoción, pero me dicen que no, que es otro lugar llamado Tetas. WTF ¿Acaso es este el lugar con el que he soñado desde que intentaba toquetear a mis compañeras con el codo mientras me prestaban sus cuadernos? ¿Mi Shangri La? ¿Mi Baticueva? No sabía cómo reaccionar, qué hacer, qué esperar, y ella sólo me decía “Vos querés tomarte una cerveza en Tetas” (sí, es argentina y yo estaba en Argentina, sumándole más puntos, tetas+argentinas = win) y mi mente volvía a explotar y a pensar que finalmente había alcanzado la iluminación y la perfección en mi vida. Sin embargo, todo esto venía de la boca de una mujer, y la verdad dudaba de la veracidad e impacto del asunto, no por no confiar en la opinión de una mujer pero todos sabemos que cuando te presentan a una amiga que describen como “guapísima” o “buenísima” el resultado nunca es el esperado. Aun así el escuchar la palabra “tetas” tantas veces en un periodo de 13 minutos hizo que nada más importara. Sólo había que preguntar una cosa más, tuve que indagar el por qué de ese nombre, ese magnífico nombre. La respuesta, aunque obvia y justo lo que esperaba, fue “porque todas las meseras tienen muy buenas tetas”, era todo lo que necesitaba escuchar.

Así que estaba decidido, la cena sería en Tetas. Me preparé, me puse las mejores chambritas que llevaba, un poco de loción (porque sí, parte de mí fantaseaba con encontrar a mi futura esposa ahí) cargué mi cámara para que no hubiera error de foto y un babero. Comenzó la caminata en el frío, que ni se sentía del calor que producía mi libido de sólo pensar lo que me esperaba. 2 cuadras después estábamos ahí y aunque por fuera parecía un lugar como cualquier otro, sabía que algo muy especial me esperaba adentro. Entramos, cosa que debo aceptar hice con los ojos cerrados y se me informó que había muchísima gente e iba a tardar mucho una mesa. Pero no, alguien estaba de mi lado esa noche ya que al comentar que sólo éramos dos, nos dijeron que había una mesa en el centro. Era mi destino, todos esos años de chistes de chichis, terabytes de porno, practicar desabrochar bras con la mirada y un sin fin de ligues motivados simplemente por lo que había entre el cuello y la panza me habían preparado para ese momento.

Me dirigí a la mesa, aún con los ojos cerrados e imágenes de Elizabeth Hurley y Lucy Pinder en mi cabeza. Me senté, respiré profundo, empecé a sonreír y los abrí.

Lo que vi a continuación marcaría un antes y un después en mi vida, y sabiendo que no todos los que están leyendo esto están acostumbrados a ver lo que yo veo, sólo pongo 2 fotos que encapsulan por completo la esencia del lugar y el impacto de lo que viví.

Esto es con lo que me encontré:







En vez de escribir el combo X25 de groserías que pasaron por mi cabeza, quiero poner en contexto lo que esto fue para mí. Digamos que fue el equivalente a:

- Ser un virgen de 17 años. Enterarte que la súper modelo Neo Zelandesa de la que siempre has estado enamorado te quiere cenar. Arreglarlo todo para que vaya a tu casa a robarte la flor y que muera trágicamente por una insuficiencia renal justo cuando toca el timbre.

- Ganar 300 billones de Euros en la lotería, cambiar el cheque, llenar todo un cuarto con el dinero, nadar en los billetes, comprarte mansiones en Dubai, Nueva York, Praga, Londres, Estocolmo y 17 castillos en Escocia. Casarte con la mujer de tus sueños, hacerle el amor todas las noches. Tener hijos que se convierten en atletas profesionales, líderes mundiales y rockstars, todos cambian de una u otra forma el mundo. Llevar una vida perfecta, tienes todo lo que quieres, ya estás comprando continentes y todavía tienes dinero en el banco. No hay forma que quieras o necesites algo más. En ese momento tocan a la puerta, es tu mamá que te está despertando, tienes 33 años, estás gordo, sigues viviendo con ella y vas a llegar tarde a tu trabajo de maquillista de botarga.

- Ser judío, salir a comprar algo y darte cuenta que estás en Polonia en 1939.

- Estar jugando Punch Out, el primero de Nintendo. Llegar a Mike Tyson, estar batallando 9 horas para poder pegarle una sola vez. Empezar a lograrlo, empezar a ganarle, te paras del asiento, empiezas a brincar emocionado, ¡lo vas a lograr! ¡lo vas a lograr! … se va la luz y tus lagrimas que caen sobre el cuaderno borran el password.

- Estás viendo a tu selección en el Mundial, eres mexicano y juegas contra EUA. El entrenador decide meter a Beto Aspe, los gringos te rompen el culo y te botan del mundial.

Bueno, como pueden ver, no fue fácil superar lo que viví. Pero no se preocupe oh señor lector de blog. Yo sufro para que usted no lo haga. Y si hay una cosa que jamás voy a hacer, es postear algo que lleva el título “Tetas” y no poner fotos. No no no, para que eso pase Oklahoma City tiene que ganar el campeonato de la NBA 18 veces seguidas, Paris Hilton tiene que ganar un Premio Nobel de lo que sea, y Flavor Flave, New York y Megan de los realities de VH1 tendrían que morir por mis propias manos.

Así que sin más que decir, hagan lo que yo no pude y enjoy the boobs. Siéntanse libres.. no no, siéntanse obligados de darles clicks para verlas más grandes y bajarlas a su compu. Hay video al final.















video




Dios, hacer research para algo jamás fue tan gratificante, y ni les cuento las que no subí que se van directito a mi colección privada.

(._Y_.)