donde toda mi estupidez y mis patologías cobran vida.

_

20 julio 2010

Les habla el Capitán Gary.

Confieso que originalmente esto iba a ser un bonito post de mi reciente viaje a mandarme al carajo en Las Vegas. Sin embargo, ahí lo único malo que me pasó fue un narcotraficante que no entendió que yo quería mis drogas para el otro día por lo que me acosó horrible y varias mujeres calientahuevos. Y sabiendo queridos lectores que lo que les gusta leer es mi desgracia y no mi felicidad opté por lo siguiente:

El viaje. Maravilloso acontecimiento que nos lleva a todos a algún destino paradisíaco, a una vacación que urgía o simplemente a intentarnos tirar a alguna extranjera o a una mexicana en otro país, bien saben que se destrampan fuera de su México señoritas. Estamos llenos de emociones y de ilusiones previos a el evento, pero justo esto, justo el viaje, ese instante entre dejar la vida normal y entregarnos a nuestro destino, es un pequeño obstáculo que puede causar muchas risas y sacar lo peor de todos nosotros.

El vuelo

Olvidemos lo obvio, ir sentado en medio de dos gordos que respiran como gordos y el de su derecha se está pedorreando constantemente o se para cada 20 minutos al baño. Evitemos hablar de que el vuelo está sobrevendido o retrasado 7 horas, de cómo nos encueran para revisarnos y se nos caen los pantalones cuando nos quitamos el cinturón. De que la película que pondrán será una mierda y que el piloto interrumpirá cada que se le hinche con algún puto anuncio de mierda. Enfoquémonos en otras cosas. Por ejemplo, el bebé llorando. Tengo muy claro que es el cliché más cliché en un vuelo, pero lo interesante aquí es cómo una criatura tan linda, tan inocente que no para de llorar y cuya culpa del llanto no es suya, es capaz de despertar nuestro lado más obscuro. ¿Por qué? Porque la que nos encabrona hasta el punto de la úlcera es su puta madre.

Por razones que ignoro todas las mamás deciden volar con sus hijos justo cuando llegan a esa etapa de ya no saltar al instante a ver qué les pasa cuando lloran o hablan. Están de valemadristas dejando al niño llorar cual yo viendo el final de Lost y nadie puede hacer nada al respecto. Es justo eso lo que me ha llevado a pensar que soy capaz de matar a una madre y su recién nacido con mis propias manos. Y lo peor, sé que no hay nada que hacer, sé que aunque la mamá se pare a intentar consolar al niño no va a lograr absolutamente nada a menos que decida meterle un roofie en su leche. Aún así, los mato a ambos.

Después, el capitán y sus anuncios. Ya mencioné que me rompe las bolas su libertad para interrumpir la movie y decirnos que se llama Ramón. Deja de repetir lo mismo de siempre y entretennos carajo. Mientras no haya película cuenta chistes, haz bromas, freestylea un poco con el mic, tírate un pedo, suelta las mascarillas de oxígeno como broma, ALGO.

Ejemplos:

“Hola habla su capitán Stevie Wonder Yeeeeeaaaah, si abren sus ventanas y voltean a su derecha por favor díganme qué ven que no tengo puta idea de dónde estamos. Gracias por volar con Airly Supersticious.”

“¡Atención! Se nos ha informado que uno de ustedes trae heroína escondida en sus pantuflas de primera clase. Le pedimos que por más que quiera la comparta con todos nosotros. Sobretodo conmigo que me pongo bien nervioso en los aterrizajes.”

“¡Urgente! ¿Alguien tiene o sabe de alguien que haya comprado un Ipad? Si sí, dígale que es un mamón de mierda y que sólo se compró eso para farolear porque todos sabemos que no sirve para un pito y no es más cómodo que cargar una lap top. Mamón.”

“¡Auxilio! ¡¿Hay un doctor a bordo?! Si lo hay por favor venga corriendo a la cabina”

El doctor corre y llega en chinga a la cabina mientras los demás sudamos frío y comenzamos a rezar.

“Excelente, nos complace informarle que el tiempo que hizo corriendo desde su asiento hasta acá es menor que el del doctor del vuelo pasado. Felicidades, denle al hombre una medalla y usen el tiempo como número de vuelo.”

“(ruidos de metralletas con la boca con gritos, giros, alertas de asteroides, lasers ¡pchu! ¡Pchu! ¡Ffffmmmmm! ¡Fssshhhiiuuu! Y así. etc.)”

No está difícil, si quieren explíquenme a dónde se va la caca después de jalarle, eso sí me intriga, no que vamos a 18,000 pies.


Esto es un piloto carajo.



El manual de emergencia

En caso de acuatizaje: póngase el chaleco y maravíllese con la maldición japonesa de la cual usted es victima que le ha arrebatado todos los órganos de la cara. Con la excepción de sus cejas y nariz que aparecen misteriosamente cuando se agacha. Una vez en el agua comience a masturbarse como lo indica la flecha. Para mejor estimulación, gemidos saldrán del foco ubicado en su hombro.



Si viaja usted junto a un enano, intente ayudarlo sin cagarse de la risa. Si ése es su hijo, vaya que usted es una pésima madre que lo deja ir parado todo el vuelo sin el cinturón puesto, sobretodo cuando nos vamos a estrellar en el puto mar.


En caso de evacuación de emergencia: No sea un arrastrado y supere los 90’s, ya no se usan camisas moradas con corbatas rosas. ¿Y qué hace viéndome a mí? ¡Siga la guía luminosa!

Ahora asómese por la ventana, busque un Taco Bell y por favor recuerde ver si hay lava, olas o si nos estrellamos en la guarida de Superman antes de abrir. Gracias.

Toboganes, Puerta Tipo A.

¡¡Weeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!

Puerta tipo B. Cheque dos veces que su chaleco salvavidas sea el suyo. Tiene que decir “You” en el pecho. Si no lo dice, le pedimos que lo deje y acepte su muerte. Esperamos tenga sus asuntos en orden.



Posiciones de seguridad

Si usted hace deportes extremos como BMX o le gustan mucho los shorts tipo Pantera, ponga la cabeza entre las piernas y las manos detrás de las rodillas.



Si es un hipster, ponga las manos en el asiento de enfrente y tarareé una canción de Phoenix mientras el avión cae.



Si usted es madre soltera, agarre a su bebé y maldiga a su ex gritando que lo verá en el infierno.



Si es usted una adolescente que quedó embarazada en una orgía en la Universidad de Santa Barbara en California, sonría, va a morir contenta.



Si es fan de The Cure o Sarah Mclachlan, ponga la cabeza entre las piernas, lleve sus manos a los tobillos e intente recordar en qué momento le dejó de gustar Annie Lennox.


Y por último, queridos compañeros de vuelo, ¿en realidad creen que si se paran justo cuando el avión toca tierra, aunque les digan que no, vamos a llegar más rápido? ¿Neta? No me jodan y espérense a que se apague el puto letrerito de cinturón de seguridad.


Aduana

Hmm... me pregunto si podría poner mi pene ahí en vez de mi dedo...

A ver pendejos, pendejos pendejísimos que trabajan ahí. A menos que yo viva en Suecia, Suiza o uno de esos países primer mundistas donde el honor es bien importante; ¿en realidad creen que voy a declarar si traigo armas, animales vivos, comida, drogas o más de 10,000 dólares?

¿Trae consigo más de 10,000 dólares? Soy mexicano hijo de puta, jamás he visto esa cantidad de dinero.

¿Viaja con algún tipo de arma? Nop, sólo drogas, chingos de drogas, quiere usted drogas? Tengo drogas, muchas drogas escondidas en mi ano.

Necesitamos la dirección exacta de dónde se va a alojar. Calle, número, etc.

¿Te puedo dar sólo el nombre del hotel?

No, calle, número etc.

Ok, me voy a quedar en tu mamá.

Por favor, no sean idiotas y déjennos llegar a disfrutar todas las cosas ilegales que traemos y a reírnos en el taxi de las mentiras que se acaban de tragar.

Viajar es increíble.

PD.

No me odies John Cross y para los demás vayan YA a Las Vegas.

7 comentarios:

  1. es una mamada lo del tarjetón de seguridad jajaja la casa de superman jajajaja pendejazo!

    ResponderEliminar
  2. Voy a citar:

    "...meterle un roofie en su leche. Aún así, los mato a ambos."

    Ahora voy a aconsejar:

    "meterle un roofie en su leche materna."

    Gracias,

    Hasta luego.

    ResponderEliminar
  3. graan post, "si es usted hipster" haha genial

    ResponderEliminar
  4. No paré de reír al leer tu post, nice job!!; deberé tomar un vuelo próximamente, así que tomaré nota de tus consejos.

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja.bravo.
    me mató lo de los enanos. yo NO ayudaría a un enano si lo tuviera al lado... a un niño tal vez.
    si haces una segunda parte, podrías agregar, Mr Psychologist, cómo te condicionan cual can de Pavlov a comer y dormir cuando los sobrecargos lo desean, en especial en vuelos trasatlánticos.

    ResponderEliminar
  6. Excelente, Gary...
    Me quedó con el doctor, la casa de superman, el enano y los roofies (me gustó la referencia a "The Hangover", a su vez referencia a Vegas... un loop maravilloso)

    ResponderEliminar
  7. juajua es uno de los mejores post que he leído!! bravo!! bravoooo!!

    ResponderEliminar